Los funerales de la mama grande

Los “Funerales de la mama grande” es una obra maestra literaria del gran escritor latino Gabriel García Marqués reconocido a nivel mundial, donde su primera edición fue publicada en el año 1962 en la Universidad de Veracruz de Xalapa.

Reseñas históricas destacan que las 8 historias que conforman este libro, fueron escritas entre el año 1959 y principios del 1962, expertos en la literatura destacan estas historias como el típico movimiento social de un final abierto, de esta manera, muchos amantes de la lectura podrán dar a pie de un final según su perspectiva.

Resultado de imagen para los funerales de mama grande analisis

Resumen y análisis de los Funerales de mama grande

La primera historia comienza con el relato de mama grande que desde su trono, su herencia moral terrenal se ha extendido a alturas desconocidas en los últimos 92 años, principalmente a través de matrimonios de conveniencia impuestos.

Esto condujo a un árbol genealógico bien enredado, del cual ella es la cabeza, a pesar de no tener hijos propios.

Pero los intrincados hilos de su línea de sangre no terminan allí: en el Reino medieval de Macondo (ciudad donde se desarrolla la historia), la alta alcurnia, todavía gobierna la tierra, por lo que el señor feudal tiene derecho a pasar la primera noche con la esposa recién casada de un vasallo.

Es por eso que gran parte del personal doméstico está formado por bastardos, entre los cuales Mama Grande tiene sus favoritos y también a todos aquellos que no le gustan.

La inminente partida de Mama grande no dejó tiempo para arrepentimientos o despedidas sinceras. Las únicas personas en su lecho de muerte eran su sobrino Nicanor, el soldado de la familia que se hizo cargo de todos los bienes.

El pastor de Macondo, un antiguo sacerdote que no puede caminar y debe ser llevado en una silla, y permanecer sentado allí hasta el final; y el médico de Macondo, un médico del siglo XIX y escéptico hacia los avances en la ciencia.

Para empeorar las cosas, con la bendición de Mama Grande, el médico había logrado prohibir a todos los demás médicos en ejercicio en Macondo.

No es por nada que en los últimos momentos de su vida, esta matrona omnipotente fue rodeada solo por sus obispos más fieles, su sobrino soldado, un sacerdote y un médico. Mama grande es una tirana, como cualquier otro déspota latinoamericano, siempre adornada con una espada y una cruz, heredada de antepasados ​​y conquistadores.

Estos son los dos vínculos físicos y mentales clave con sus súbditos leales, representados por Nicanor y el sacerdote.

Igualmente, el médico representa la aversión al cambio y el desarrollo que tanto apreciaron los señores feudales y que está presente tanto, en el liberalismo de derecha que otorga privilegios inmerecidos a la burguesía emergente, como en la izquierda socialista que, peor aún, ofrece privilegios inmerecidos. Ambos son una amenaza constante para el status quo.

La intertextualidad proporciona un hecho interesante sobre mama grande, se dice que hace dos siglos, su abuela materna se enfrentó al coronel Aureliano Buendía. El coronel Aureliano Buendía es el héroe latinoamericano por excelencia.

Su historia es la de un revolucionario que inició 32 levantamientos armados contra el régimen conservador, los cuales, todos no tuvieron éxito.

Lo interesante es que el lado ganador, es decir, el linaje de Mama grande, es el Partido Conservador que gobernó el país del Sagrado Corazón con un puño de hierro durante décadas, de ahí la importancia de esta ominosa alianza entre Mama Grande y las dos instituciones mencionadas anteriormente.

Con su sobrino soldado, sacerdote y médico como testigos, Mama grande se da cuenta de que todas sus posesiones terrenales son la única fuente verificable de su poder inexplicable. Todo se reduce a tres derechos adquiridos por medio de una Carta Real en la época colonial.

Además de ellos, 352 familias viven en Macondo y cada una paga a la matrona con una parte de sus cultivos cada mes por el derecho a vivir en sus casas, mientras que el gobierno paga por el derecho de estas personas a usar las calles que pertenecen a la familia de Mama Grande.

Lo que puede pasar desapercibido para el lector es que en esta historia, no hay mucha magia. En virtud de este hecho, ocupan un asiento en el Congreso, desde donde ordenan la construcción de caminos que no conducen a ninguna parte, puentes que no crucen ríos y otras construcciones similares que superan la ficción.

A continuación, Mama Grande enumera su herencia invisible que se compone de una segunda instancia, un tercer debate y mensajes de apoyo, así como otros bienes absurdos. Afortunadamente, la lista nunca termina porque al interrumpirla con un eructo, Mama Grande muere.

Tan pronto como el ataúd finalmente fue llevado a las calles bajo el sol polvoriento e insoportable, la familia cerró la puerta, y se puso a trabajar dividiendo la propiedad proporcionada por el cadáver podrido de su benefactor.

En los funerales de la mama grande, parece que tan pronto como cerraron la bóveda donde Mama Grande se quejará para siempre, Macondo comenzó una nueva era, una en la que sus habitantes finalmente controlarán su propio destino, liberados de la única persona que podría detenerlos. .

Como podrás observar, Mama Grande es una caricatura de todos los virreyes y dictadores que han pasado por estas tierras desde el Río Grande hasta la Patagonia en los últimos 500 años.

Y que por mucho que caiga en la tumba como déspota en decadencia, desafortunadamente para nosotros, su familia está lejos de haber abandonado estos privilegios.

Gabriel García Marques logró plasmar en los 8 segmentos de este libro, la burguesía en su máximo esplendor, incluyendo lo que son los actos icónicos del vasallo con su amo, recordando que estos actos de vasallería son icónicos de la época feudal.

Esta es una historia que no querrás perderte, donde no sólo podrás percatarte de lo fascinante de la época feudal, sino del estatus social que poseía cada persona si no obtenías un lugar que perteneciera a la realeza.

Dejar un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: